"Oración  para que la diga el enfermo"

 
"Señor, eres todo justicia, la enfermedad que me has enviado debo merecerla, porque jamás haces sufrir sin causa. Para mi curación, yo me entrego a tu infinita misericordia; si te place devolverme la salud, que tu santo nombre sea bendito; si por el contrario debo sufrir aún, que así mismo sea bendito; me someto sin murmurar a tus divinos decretos, porque todo lo que haces no puede tener otro objetivo que el bien de nosotros tus hijos.
Haz Dios mío que esta enfermedad sea para mí un aviso saludable y me lleve a meditar sobre mí mismo; lo acepto como una expiación del pasado y como una prueba de mi fe y sumisión a tu santa voluntad. Amén"

“Oración para decirla por el enfermo”

 

“Dios mío, tus designios son impenetrables, y en tu sabiduría creíste un deber afligir a …………..……(nombre del enfermo)….……………….. con la enfermedad. Te suplicamos eches una mirada de compasión sobre sus sufrimientos y dígnate ponerles término.

Buenos Espíritus, ministros del Todopoderoso, te rogamos que apruebes nuestros deseos de aliviarle, dirige nuestros pensamientos, a fin de que vayan a derramar un bálsamo saludable en su cuerpo y en el consuelo de su alma.

Inspírale la paciencia y la sumisión a la voluntad de Dios, dale fuerza para sobrellevar sus dolores con resignación cristiana a fin de que no se pierda el fruto de esta prueba. Amén”