El Grupo de Sanación Espiritual Dr Fritz está formado por personas de Chile y Brasil. En este último país es donde reside la médium intermediaria ante los médicos del plano espiritual.

 

Los orígenes de este Grupo se remontan al año 1983, en la ciudad de Belo Horizonte, Brasil, donde un grupo de espíritas kardecistas de ese país inician los trabajos de tratamiento médico espiritual a través de la mediumnidad, con base en la Doctrina Espírita Kardecista.

 

En el año 1984 se trasladan a la ciudad de Santa Luzia, al Centro Espírita “Irmã Fabiola” realizando ahí estos tratamientos a través del médico del plano espiritual Dr. Fritz y su equipo. Conjuntamente, realizaban estos tratamientos en el “Centro Espírita Irmã Sheila” en Belo Horizonte. Todo esto se prolongó hasta el año 1997.

 

Desde 1998 hasta el 2002, el grupo se concentró en profundizar los estudios de la doctrina y dar charlas en sin número de centros espiritas de Belo Horizonte, Estado de Mina Gerais.

 

 

El año 2002 se trasladan a la ciudad de São Gonçalo do Rio Preto, Mina Gerais, donde fundan el Centro Espirita “Oficina del Amor”, y en el cual trabajaron hasta volver a Belo Horizonte el año 2007.

 

El año 2007 vuelven a Belo Horizonte donde han permanecido hasta nuestros días. En este período continuaron profundizando sus estudios de la doctrina Kardecista y los tratamientos médicos espirituales. Además fundaron otros dos centros espíritas en la ciudad de Contagem, “Gotas de Luz” y “Amigos Fraternos”.

 

 

A mediados del año 2011, este grupo de Brasil se contacta con espíritas kardecistas de Chile para proporcionar tratamiento médico espiritual a distancia a personas enfermas en ese país, tanto física como espiritualmente.

 

En Abril del año 2012, viaja desde Chile a Brasil una de estas personas, para estrechar lazos y coordinar de mejor forma estas atenciones médicos espirituales en Chile.

 

En Junio del año 2013, se la da oficialmente a este grupo el nombre de “Grupo de Sanación Espiritual Dr. Fritz”,  en honor a este médico alemán que durante la primera guerra mundial sirvió en el ejército atendiendo a los heridos de guerra. Al desencarnar, ha continuado desde el lado espiritual haciendo su labor médica, canalizado por renombrados médiums de Brasil y Europa.