QUE ES EL AGUA FLUIDIFICADA ESPIRITUALMENTE HABLANDO

 

El agua fluidificada es el alimento y el remedio mas maravilloso que el Mundo Espiritual nos pudiera haber dado. En realidad es simplemente agua corriente, de la llave, que es modificada por la acción del pensamiento y la oración.
Los Espíritus Superiores usan el fluido universal divino (de lo que está compuesto todo lo que existe) para magnetizar el agua, convirtiéndola en remedio y alimento de todos los cuerpos del hombre, físico y espiritual.
Modificada el agua por acción de los Médicos Espirituales las células enfermas o alteradas, podrán modificarse también convirtiéndose en unidades sanas positivas y armónicas.

ETEL SCHULTE

 

El agua fluidificada es agua normal, a la que se agregan fluidos sanadores. En términos de Espiritismo, se entiende por agua fluidificada aquella en que los fluidos medicamentosos se agregan al agua. Es agua magnetizada por los fluidos.

ASOCIACION CENTRO ESPÍRITA ADOLFO BEZERRA DE MENESES

 

 

 

INSTRUCCIONES SOBRE EL AGUA

 

- los médicos espirituales agregan al agua los fluidos sanadores que precisa el enfermo

 

- el agua puede ser potable tomada directamente de la llave, o si lo prefiere la hace hervir y enfriar antes.

 

- esta agua debe tomarse en 14 medidas, en forma muy lenta, no de golpe:

   jueves, 1 al término de la sesión de sanación espiritual

   viernes: 1 en la mañana al despertar + 1 en la noche antes de dormirse

   sábado: 1 en la mañana al despertar + 1 en la noche antes de dormirse

   domingo: 1 en la mañana al despertar + 1 en la noche antes de dormirse

   lunes: 1 en la mañana al despertar + 1 en la noche antes de dormirse

   martes: 1 en la mañana al despertar + 1 en la noche antes de dormirse

   miércoles: 1 en la mañana al despertar + 1 en la noche antes de dormirse

   jueves: 1 en la mañana al despertar

 

- cada medida equivale a 2 dedos de agua aproximadamente en un vaso chico

 

 

- antes de la sesión, pone al lado de la cama el vaso chico con la primera medida, y las otras 13 medidas en un jarro de vidrio destapado

 

- Tan pronto termine la sesión, ya sea a las 21 horas o a las 23 horas (la sesión dura 1 hora) según sea la situación, el enfermo se toma el vaso chico, y se tapa el jarro con un paño limpio, se deja en un lugar fresco y seco, que no reciba la luz directa del sol y sin refrigerar,  para que de allí vaya tomando los días siguientes.

 

- En las segunda y tercera sesión, se repite el proceso.

 

- En el caso de los lactantes,  se les pueden dar las medidas en una mamadera o biberón.

 

- Las personas en estado inconciente o en coma, se pueden saltar este precepto, aquí los médicos espirituales ponen los fluidos sanadores a través del suero.